OC en la Provincia
de Santa Fe
Lecciones aprendidas
0  /  100
keyboard_arrow_up
keyboard_arrow_down
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right
Sección 06

Lecciones aprendidas

I.

Las OC responden a factores que van más allá de las motivaciones morales o religiosas. Se requiere de un abordaje que permita atender los aspectos relacionales (interacción en el equipo), los de la cultura sanitaria y de la provisión del servicio.

II.

La OC no debe ser abordada sólo, ni siquiera especialmente, como un asunto a resolverse jurídicamente. La ética profesional y los deberes profesionales deben figurar de manera prominente.

III.

No hay regulación, menos aún un registro de objetores, que pueda resolver todos los problemas que subyacen a la llamada objeción de conciencia.

IV.

Es necesaria la capacitación en cada servicio adaptada a las necesidades individuales, para abordar aquellas prácticas que parecen generar resistencia.

V.

Los esquemas de incentivos económicos, institucionales o de aliento simbólico (ej.: premios, reconocimientos), son clave para reducir los casos de objeción de conciencia y disminuir el estigma de la provisión de algunos servicios.

VI.

Si se apuesta a una regulación de la OC sanitaria, ésta debe fijar límites, condiciones, pero también deberes asociados.

VII.

La OC no puede ser una oportunidad para ejercer violencia sobre pacientes, para evadir trabajo o hacer política conservadora.

VIII.

Cualquier regulación debe dejar cierto espacio para que algunas situaciones sean resueltas al interior de cada institución sanitaria, como parte de la organización de servicios.

Objeción de Conciencia

AGUSTINA RAMÓN MICHEL &
SONIA ARIZA NAVARRETE