Nadia Ferrari
27/06/2022

El aborto en EE UU tras la decisión del Supremo: las claves

La sentencia parte el país en dos y deja a los 36 millones de mujeres que viven en 13 Estados republicanos al albur de la interpretación de la ley

Por María Antonia Sánchez-Vallejo, para El País

La decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, de mayoría conservadora, de revocar el caso Roe contra Wade (1973) parte al país en dos en lo tocante a la posibilidad de acceder a un aborto legal. Los Estados gobernados por los republicanos podrán prohibir de inmediato la interrupción del embarazo, e incluso perseguir penalmente a las mujeres, mientras que los territorios demócratas refuerzan su legislación para ofrecerse como refugio a aquellas que no puedan hacerlo en sus lugares de origen. Más de 36 millones de mujeres no podrán abortar legalmente, y ello afectará especialmente a las que pertenecen a minorías raciales, colectivos marginados y clases bajas.

¿A qué se debe la sentencia del Tribunal Supremo?

Se pronuncia sobre la ley del aborto vigente en Misisipi desde 2018, que prohíbe la interrupción en la mayoría de los casos desde la 15ª semana de gestación.

¿Qué anula la sentencia del Supremo?

Dos decisiones anteriores, conocidas como los casos Roe contra Wade (1973), que consagró la protección constitucional del acceso al aborto legal en el país, y Casey contra Planned Parenthood (1992), que confirmó la anterior.

¿Prohíbe ahora el Supremo el aborto en EE UU?

Al anular la decisión de Roe contra Wade, el Supremo permite a los Estados establecer sus propias prohibiciones y restricciones. El fallo no significa prohibir la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en todo el país. La decisión recae a partir de ahora en los legisladores estatales y locales, y posiblemente también en los federales.

¿Establece algún plazo?

La Corte Suprema anula el precedente judicial anterior, que se adelantó a las leyes estatales que prohíben el aborto antes de que el feto sea viable, alrededor de las 23 semanas de gestación.

¿Cuál es el método más común de abortar en Estados Unidos?

La píldora abortiva es el método usado en el 54% de los abortos practicados en el país, por encima de la intervención quirúrgica. En 2017, la administración de la píldora se usaba solo en el 37% de las interrupciones.

Si se declara ilegal el aborto, ¿pueden las mujeres que se sometan a uno ser detenidas?

La responsabilidad penal por la práctica de un aborto dependerá de las políticas de cada Estado. Los líderes de los principales grupos antiabortistas han dicho que las mujeres no deberían ser perseguidas penalmente por abortar, pero leyes aprobadas recientemente, como la de Texas, sí lo prevén. Varios Estados que podrían volverse prohibicionistas tras el fallo del Supremo eximen hasta ahora de juicio a la mujer, pero los activistas partidarios del aborto recuerdan que, incluso durante la vigencia de Roe, ha habido mujeres procesadas por embarazos que terminaron en aborto espontáneo o muerte fetal. En Misisipi se reactivará una ley de 1952 que castiga a las mujeres con hasta 10 años de cárcel.

¿Cuál era la legislación más restrictiva hasta la fecha?

En septiembre, Texas promulgó una ley que prohíbe el aborto desde el momento en que se detecta latido cardiaco en el feto, alrededor de las seis semanas de gestación, antes incluso de que muchas mujeres sepan que están embarazadas. Por eso se conoce como ley del latido. Idaho fue el siguiente, pero la ley fue bloqueada por el Supremo estatal. Recientemente, Oklahoma adoptó una legislación aún más restrictiva, que amplía la de Texas al prohibir la interrupción desde el momento mismo de la concepción y también invita a la delación de particulares.

¿A cuántas mujeres en edad fértil afectará el fallo?

La sentencia negativa del Supremo deja en el aire el acceso a la interrupción del embarazo a los 36 millones de mujeres en edad fértil que residen en 13 Estados del país. Esos Estados disponen de leyes desencadenantes (o leyes gatillo, como se las conoce en inglés) que prohíben automáticamente el aborto en el primer y segundo trimestre tras la decisión del Supremo. En otros en siete Estados, la ilegalización puede ser inminente y en 10 más, el acceso a un aborto legal queda en entredicho, según varios grupos de salud sexual y reproductiva. El país quedará partido en dos: los Estados prohibicionistas y otros 20, en los que viven 26 millones de mujeres en edad reproductiva, gobernados por demócratas.

¿A quién afectará más la restricción del Supremo?

A las mujeres pertenecientes a minorías raciales, colectivos marginados y rentas más bajas. En los Estados del sur, los más conservadores, más de la mitad de las mujeres que abortaron en 2019 eran negras e hispanas, según los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas inglesas; agencia federal de salud). Del total nacional, casi el 40% tenían menos de 25 años. Las mujeres con recursos financieros pueden desplazarse a otros Estados, incluidos aquellos que se han ofrecido como refugio, ampliando la legislación para ampararlas y protegerlas legalmente (es el caso del Estado de Nueva York, entre otros).

¿Cómo hacer cumplir las nuevas normas?

La posibilidad de que los fiscales pidan información a las clínicas para hacer cumplir las nuevas prohibiciones es una gran preocupación para los activistas. Así lo establece, por ejemplo, la ley de Texas, que también persigue penalmente a todo aquel que participe en una interrupción (el taxista que lleve a la mujer a la clínica, por ejemplo), además de potenciar la delación. Pero hasta dónde podrán llegar los fiscales locales para hacer cumplir las restricciones al aborto es una pregunta sin respuesta. Hasta ahora, lo relativo a la prohibición del aborto dependía del entorno político, incluido el entorno local en el que navegaban los fiscales. Algunos fiscales en jurisdicciones de tendencia demócrata prometen no presentar cargos penales bajo las nuevas restricciones.

¿Hay alternativas para las mujeres que deseen abortar?

Tras la aprobación de la ley de Texas en septiembre, miles de texanas viajaron a Estados vecinos para interrumpir sus embarazos. El Estado de Nueva York acaba de adoptar un paquete de leyes para proteger a las pacientes y los sanitarios de acciones legales incoadas fuera del Estado, negando por ejemplo su extradición. Nueva York es el Estado más cercano donde poder abortar para entre 190.000 y 280.000 mujeres de otros territorios, según cálculos de los legisladores estatales.

¿Cuántos abortos se practican al año en EE UU?

El número de interrupciones voluntarias del embarazo aumentó un 8% entre 2017 y 2020, según Guttmacher Institute, un grupo de investigación sobre salud sexual y reproductiva. En 2020, se practicaron 930.160 abortos en Estados Unidos, desde los 862.320 de 2017. El 20,6% de los embarazos fueron interrumpidos en 2020, frente al 18,4% en 2017. La cifra varía por Estados. Misisipi, por ejemplo, registró en ese periodo un incremento del 40% de casos, y Oklahoma, del 103%. En Misuri cayeron el 96% en ese periodo.

Ver enlace o fuente

  • El aborto en EE UU tras la decisión del Supremo: las claves