Nadia Ferrari
2018/09/06 · 12:14

Hay que detener la regresión sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y las niñas, insisten los expertos de la ONU

GINEBRA (5 de septiembre de 2018) - Expertos en derechos humanos de la ONU advirtieron hoy que los retrocesos con respecto a las normas internacionales de derechos humanos amenazan los derechos de salud sexual y reproductiva de las mujeres, incluidas las mujeres con discapacidad.

En una declaración conjunta, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) dijeron que el acceso al aborto seguro y legal, así como los servicios e información relacionados, son aspectos esenciales de la salud reproductiva de las mujeres. El acceso a tales servicios es un requisito previo para salvaguardar los derechos humanos de las mujeres a la vida, la salud, la igualdad ante la ley y la igualdad de protección de la ley, no discriminación, información, privacidad, integridad corporal y libertad de tortura y malos tratos.

"Me preocupa mucho que los opositores de los derechos reproductivos y la autonomía a menudo se refieran de manera activa y deliberada a los derechos de las personas con discapacidad en un esfuerzo por restringir o prohibir el acceso de las mujeres al aborto seguro", dijo Theresia Degener, Presidenta de la CDPD. "Esto constituye una interpretación errónea de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad". Los derechos de discapacidad y la igualdad de género son dos componentes del mismo estándar de derechos humanos que no deben interpretarse como conflictivos, agregó.

"Esta es una de las cuestiones más urgentes que afecta a las mujeres y las niñas, en particular las personas con discapacidad", dijo Dalia Leinarte, Presidenta de CEDAW. "Los Estados deben garantizar que las mujeres tengan acceso a servicios de salud sexual y reproductiva sin ninguna forma de discriminación. Los estados también deben reconocer que las decisiones de las mujeres sobre sus propios cuerpos son personales y privadas, y colocar la autonomía de la mujer en el centro de las políticas y la elaboración de leyes relacionadas con los servicios de salud sexual y reproductiva, incluida la atención del aborto".

Los estados deben tomar medidas efectivas para permitir a las mujeres, incluidas las mujeres con discapacidad, tomar decisiones autónomas sobre su salud sexual y reproductiva y garantizar que las mujeres tengan acceso a información imparcial y basada en evidencia en este sentido, subrayaron Degener y Leinarte. También es fundamental, dijeron, que todas las mujeres, incluidas las mujeres con discapacidad, estén protegidas contra el aborto forzado, la anticoncepción o la esterilización contra su voluntad o sin su consentimiento informado.

Ver enlace: Ver enlace o fuente

    0
    Escribir un comentario:
    PUBLICAR COMENTARIO
    CANCELAR