Nadia Ferrari
2018/03/18 · 13:01

La sociedad argentina está preparada para debatir la despenalización del aborto

El anuncio del Presidente de habilitar el debate sobre la despenalización del aborto en el Congreso generó desconcierto.

Por Mariela Belski* para Perfil

El anuncio del Presidente de habilitar el debate sobre la despenalización del aborto en el Congreso generó desconcierto. La decisión fue maestra y quienes venimos pidiendo que se discuta hace años no podemos más que celebrarlo.

El debate que afrontará próximamente el Congreso se ha transformado no solo en agenda pública, sino en un asunto social de gran relevancia. Conforme nuestra encuesta, el 98% de los entrevistados ha escuchado, por lo menos, hablar sobre su tratamiento; y un 70% considera muy importante que se debata en el Congreso. El dato más interesante es que más de la mitad de los encuestados se manifiesta a favor de la despenalización. Hace solo cuatro años éste no era el escenario. Hoy nuestra sociedad está preparada para debatir.

La discusión sobre la despenalización del aborto ha estado en el Congreso en varias oportunidades, pero nunca llegó al recinto. El debate ha estado caracterizado siempre por enfrentar posiciones extremadamente opuestas y en muchas ocasiones hemos presenciado situaciones de violencia y agresión extrema. No hay duda de que nos debemos una discusión amplia, participativa y plural, pero esta vez los legisladores deben velar porque los extremos no la controlen. La despenalización del aborto debe ser repensada en esta época, con los avances científicos y los valores de este siglo. Lo que la discusión necesita es empatía, no narcisismos: empatía de que no todas las mujeres tienen la misma vida, los mismos privilegios y las mismas opciones. Reducirlo a lo personal es el peor de los sesgos.

Contrariamente a lo que el Presidente sugirió, nuestros representantes no deberían limitar su voto a sus convicciones personales. En un Estado laico, la neutralidad religiosa debe mantenerse para proteger y garantizar la libertad de todas las personas. Los datos aquí presentados, desafían la idea del aborto como un tema políticamente controvertido, y revelan un consenso público mayoritario sobre la necesidad de repensar su regulación. Hay 74 países en el mundo que permiten el aborto en términos amplios o sin ninguna restricción. Alemania, Francia, Noruega, Suecia, España, Holanda, Australia, son algunos de ellos. Ahora a nosotros nos toca discutir dónde queremos estar.

*Directora ejecutiva de Amnistía Internacional.

 

 

Ver enlace: Ver enlace o fuente

    0
    Escribir un comentario:
    PUBLICAR COMENTARIO
    CANCELAR