Nadia Ferrari
2017/09/28 · 11:39

Aborto seguro para todas las mujeres que lo necesitan – no sólo las ricas, dicen expertos de la ONU

Ginebra (28 de septiembre de 2017) – Un grupo de expertos y expertas de derechos humanos de las Naciones Unidas* llamó a los estados alrededor del mundo que deroguen leyes que criminalizan y restringen indebidamente el aborto y aquellas políticas basadas en estereotipos, a liberar todas las mujeres en prisión por cargos de aborto y a erradicar todo estigma contra el aborto.

Los y las expertos/as también reclamaron que el 28 de septiembre sea marcado por la ONU como el día oficial por el aborto seguro a nivel mundial, para que ayuden a los gobiernos a descriminalizar el aborto y ofrecer servicios de salud reproductiva que sean adecuados, seguros y accesibles. Su declaración completa es la siguiente:

“La habilidad de las mujeres de tomar decisiones libres por ellas mismas y sus familias no debería ser un privilegio reservado para las ricas, sino un derecho de cada mujer y niña alrededor del mundo. Esto mismo sucede con el derecho a la salud y a la no discriminación.

Todavía muchas mujeres alrededor del mundo sufren leyes discriminatorias que restringen su derecho al acceso de un adecuado sistema de salud y limita sus posibilidades de tomar las más correctas decisiones para ellas y sus familias.

En el marco del Día internacional por el aborto seguro de este año, instamos a todos los estados a poner un fin a la criminalización del aborto y asegurar que todas las mujeres puedan acceder a todos los servicios de salud necesarios, incluyendo la atención de salud sexual y reproductiva, de manera segura, accesible y en consonancia con sus derechos humanos.

Instamos a los estados a asegurar que sus leyes, políticas y prácticas sean construidas en base a sus obligaciones en materia de derechos humanos y en reconocimiento de la dignidad y autonomía de las mujeres.

En la actualidad, muchos factores contribuyen a que a las mujeres se les nieguen los servicios de salud esenciales para la interrupción del embarazo y el cuidado post aborto. Estos incluyen la criminalización, la reducción de la disponibilidad de servicios, la estigmatización, la disuasión y las actitudes despectivas de los profesionales de la salud. Estos factores obligan a millones de mujeres a tener que recurrir a abortos inseguros y las dejan sin tratamiento esencial para su recuperación.

Negarles a las mujeres el acceso a la atención médica necesaria es inherentemente discriminatorio y una violación de sus derechos humanos. Esta discriminación se agrava para muchas mujeres en situaciones de vulnerabilidad, incluidas las niñas y adolescentes que pueden tener restricciones adicionales en su acceso a la atención, y las mujeres que viven en la pobreza que pueden carecer de los recursos para acceder a abortos seguros.

Las restricciones al acceso al aborto seguro con el resultado de actidudes sociales que estigmatizan a las mujeres y sujetan sus cuerpos a los propósitos políticos, culturales, religiosas y económicos de otras personas. Criminalizar el aborto perpetúa aún más el estigma y la discriminación e infringe la dignidad e integridad física de las mujeres

El sufrimiento mental y físico que sufren las mujeres cuando se les niega el procedimiento, o el estigma que enfrentan al buscarlo, son otras violaciones de sus derechos humanos.

A lo largo de los últimos 30 años, el movimiento del Día del Aborto Seguro se ha extendido desde América Latina y el Caribe y ahora está marcado en todo el mundo, ayudando a persuadir a los gobiernos a descriminalizar la interrupción del embarazo, acabar con el estigma y la discriminación, y proporcionar servicios de una manera legal, segura y accesible.

Unimos nuestras voces a aquellas fuertes y valientes de muchas organizaciones no gubernamentales que abogan por un aborto seguro en todo el mundo. Y pedimos que el 28 de septiembre sea marcado oficialmente por la ONU como el Día internacional por el aborto seguro".

 

NOTA A LOS EDITORES:

Muchos organismos internacionales y regionales de derechos humanos han afirmado que asegurar los derechos humanos de las mujeres requiere el acceso a abortos y servicios y cuidados posteriores al aborto, incluyendo la Convención CEDAW, la Convención de Belém do Pará y el Protocolo de Maputo de 2005. El Comentario General número 22 de la International Convention on Economics, Social and Cultural Rights (ICESCR) también exige garantizar a las mujeres y niñas el acceso a servicios de aborto seguro y a una atención de calidad después del aborto para prevenir la mortalidad y morbilidad maternas.

 

(*) Los expertos de las Naciones Unidas: Kamala Chandrakirana, Presidenta-Relatora del Grupo de Trabajo sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica; Dubravka Simonovic, Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias; Dainius Pûras, Relator Especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental. Sra. Agnes Callamard, Relatora Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias.

Ver enlace: Ver enlace o fuente

    0
    Escribir un comentario:
    PUBLICAR COMENTARIO
    CANCELAR