Agustina Ramón Michel
2015/06/08 · 18:34

Nada será igual

La concentración de ayer empoderó a las convocantes, a los participantes, a las mujeres y consiguió poner en cuestión la desigualdad cotidiana. Al desnaturalizar el machismo, lo debilitó, en sus propias redes y en su propia institucionalidad dicen Lucila Schonfeld y Alejandro Grimson, que participaron de la marcha y analizan las consecuencias. La campaña #NiUnaMenos visibilizó datos, estadísticas, nombres de víctimas y victimarios, historias, acciones, inacciones, complicidades, indiferencia. Instaló de modo tajante la idea de que no se mata por amor: un femicidio es un asesinato.

Ver enlace: Ver enlace o fuente

    0
    Escribir un comentario:
    PUBLICAR COMENTARIO
    CANCELAR