Nadia Ferrari
13/04/2020

El aborto es un derecho y un servicio esencial que debe ser garantizado durante la pandemia

¿Se está cumpliendo el acceso a los servicios sexuales y reproductivos y a los abortos legales en el sistema de salud público? La duda no es una opción cuando nuestros derechos, decisiones y salud podrían también estar en riesgo.

Por Laura Salomé Canteros @laurasalome / Foto: Archivo 8M 2018

Además de las fake news, circula como mito cuarentenero que los feminismos se encuentran “dormidos”. Es que el aislamiento no va con éstos, menos en su versión nuestroamericana: una revolución de liberaciones que ansía volver a habitar las calles. Pero, ¿qué está haciendo tu feminista preferida en este encierro consensuado por la vida y la salud? Seguro combatiendo la gorra social en redes, activando en algún comedor u organizando redes solidarias en su barrio, haciendo compras para les mayores, activando abrazos virtuales o sanando en lecturas años de activismo sin respiro.

En nuestro país, el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por la pandemia de COVID 19, dejó en suspenso en el pasado cercano la potencia de la demanda de mayor consenso del movimiento, que espera volver al futuro. El debate para la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), quedó en el capítulo “todas esperábamos leer el proyecto” redactado por el Poder Ejecutivo Nacional, a cargo de Aníbal Fernández, quién anunció el gesto político en favor del derecho a decidir en la apertura de las sesiones legislativas el pasado 1 de marzo.

Desde entonces, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, el 14 de marzo pasado emitieron una declaración afirmando que “respetamos esa prioridad en la atención y prevención en la salud de toda la población”, comunicando que la tarea será difundir. Hasta esta semana, que en el día mundial de la salud, una nueva perspectiva salió a escena: ¿se está cumpliendo el acceso a los servicios sexuales y reproductivos y los abortos legales en el sistema de salud público? Es claro, los derechos de las personas con capacidad de gestar y la lucha feminista por exigir su cumplimiento y garantía, no están en cuarentena.

DDSSyRR y aborto legal: servicios esenciales

La Organización Mundial de la Salud (si, la misma que recomienda a los Estados guías técnicas para el acceso seguro al aborto), estableció que el cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos y el aborto legal -en las causales de salud integral permitidas-, son servicios de salud esenciales durante una emergencia sanitaria o pandemia. Así lo afirmó también el Centro de Derechos Reproductivos para América Latina y el Caribe, que emitió un pronunciamiento en la misma línea, llamando a los gobiernos de la región a que tomen medidas específicas al respecto.

Los Derechos Sexuales y Reproductovos (DDSSyRR) son Derechos Humanos. Es por eso que la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, comenzó la difusión. Estableció que se deben facilitar las estrategias de atención en centros de salud a consejerías, estudios de diagnóstico y el acceso a métodos anticonceptivos y la anticoncepción de emergencia, al igual que la interrupción legal del embarazo; haciendo especial hincapié en el tiempo, ya que deben garantizarse con celeridad, calidad y oportunidad dentro de la normativa vigente.

Línea de atención: 0800-222- 3444

Son al menos cuatro las medidas que los Estados argentino y de la región debieran garantizar durante la pandemia:

  1. la garantía del aborto como un servicio de salud esencial;
  2. la eliminación de las barreras legales y administrativas a los servicios de aborto, incluido el aborto farmacológico;
  3. la difusión de que el aborto farmacológico es un medio seguro y eficiente para interrumpir un embarazo no deseado;
  4. el cumplimiento del “paquete mínimo de servicios iniciales para la salud reproductiva”.

Asímismo, se llama la atención sobre la garantía del acceso a la salud materna digna y de calidad, libre de discriminación, violencia y coerción. Advirtiendo que las limitaciones de recursos y las situaciones de emergencia no pueden causar violaciones de los derechos humanos en entornos de salud materna, tales como maltrato, abuso de mujeres durante el parto y violaciones del derecho al consentimiento informado.

Por su parte, Socorristas en Red, difundieron el mensaje de que “con o sin cuarentena”, siguen estando cerca. 

 

Volver al futuro

El 10 de abril -viernes pasado- se cumplieron dos años desde la primera vez en la historia de nuestro país en que una conformación legislativa nacional debatió en comisiones un proyecto de Ley de aborto seguro para el reconocimiento del derecho y las libres decisiones de mujeres y personas gestantes. Fue el incio de una etapa histórica en que el movimiento feminista se recibió de un actor político con inéditas características de organización, unidad, propuesta, petición a las instituciones, interpelación, argumentación, convocatoria a la sociedad y también presión a los poderes tradicionales.

Tras el rechazo del Senado al proyecto de Ley el 8 de agosto de 2018, los feminismos comenzaron a advertir sobre las vulneraciones de derechos -y las violencias institucionales- por acción u omisión. ¿Cuántas mujeres murieron en abortos inseguros tras el rechazo a la Ley de IVE? El aborto legal, sigue siendo una deuda de la democracia y más que nunca el Estado es responsable. Hasta que volvamos a las calles, a tomar nuestro futuro, seguiremos en las redes. Es por eso que decimos, ¡nuestra lucha no está en cuarentena!

Ver enlace o fuente

  • El aborto es un derecho y un servicio esencial que debe ser garantizado durante la pandemia
0
Escribir un comentario:
PUBLICAR COMENTARIO
CANCELAR