28/08/2017

Absolución total para Abril, la médica del Maitén

Desde la RED DE PROFESIONALES DE LA SALUD POR EL DERECHO A DECIDIR queremos expresar nuestra INDIGNACION ante el fallo del juez Colabelli al finalizar el injusto juicio enfrentado por nuestra compañera médica de El Maitén, quien sentencia: absolución por el delito de aborto; un mes de prisión en suspenso y un año de inhabilitación por delito de lesiones culposas.

Manifestamos ante todo nuestro apoyo y solidaridad hacia Abril quien haya sido injustamente acusada por garantizar el acceso al derecho de una interrupción legal de embarazo (ILE) a una joven de 17 años, en el marco y tal como lo estipulan las normativas vigentes.

Consideramos injustos y poco serios los “argumentos” del juez ya que en la audiencia pública manifiesta que la absolución por el presunto delito de aborto punible se debe a que “no se pudo comprobar la presencia de un feto”. Esbozos argumentales tendenciosos y sin explicación jurídica sensata, pero acordes a los antecedentes del juez frente a este tema, pues es el mismo que en el año 2006 negó el acceso a un aborto no punible a una niña de 12 años y cometió así un delito por el cual fue sancionado e inhabilitado oportunamente.

Insensata y tendenciosas sentencia hacia Abril, ya que no refirió en su alocución a las causales de aborto legal vigente en Argentina (desde 1921 en el art 86 del Código Penal), las cuales dan cuenta que la médica actuó conforme al derecho y por eso debía ser absuelta sin “peros”, de manera completa. Precisamente, No es la presencia o no de un feto lo que determina su absolución sino el reconocimiento del aborto legal que garantizó Abril ante la solicitud del mismo por parte de Maira.

Desde la red de profesionales de la salud por el derecho a decidir, entendemos que estos argumentos no buscan esclarecer lo sucedido con la muerte de Maira, sino que buscan correr el eje de la práctica legal que llevo adelante la médica, hacia un lugar tendencioso y condenatorio moralmente acerca de la vida y las vidas que merecen ser vivibles, disciplinando así, a todas y todos los profesionales de la salud que trabajamos en el marco de los derechos.

Una cuestión de gravedad procedimentalmente y políticamente hablando, es que el juez niega las evidencias (historia clínica, informes de la autopsia, pericias médicas, entre otras) que mostraron que “nada tuvo que ver su útero con su muerte” y solo hace eco de una solicitud del fiscal, Carlos Díaz Mayer, quien en su alegato habló de impericia por parte de la médica dando por sentado mala praxis. Sobre esto se expide el juez, de forma tendenciosa e irresponsable, para encontrarla responsable de lesiones culposas. Refiere a desatención por parte de la médica en los cuidados post-aborto sin que aparezca ninguna mención que ante la consulta días posteriores y evaluación médica en equipo, la joven fue debidamente derivada al Hospital Regional de Esquel y luego de ser atendida por profesionales de ese hospital fallece sin que aún se hayan podido explicar las razones certeras del deceso. Pero aun así, condena a UNA SOLA MEDICA, mostrando su poder en el juego inescrupuloso de la “aparente JUSTICIA” bajo el famoso "algo habrá hecho" y "por las dudas", cumpliendo con el mandato "alguien tiene que pagar" y "de acá no puede salir impune, hay que dar el ejemplo para quienes garantizan derechos".

En palabras de un compañero de esta Red, y representando el espíritu de la misma y la digna rabia que en este momento sentimos, ante tamaña injusticia GRITAMOS: a Colabelli, a lxs antiderechos que no nos van a disciplinar, no nos van a asustar, no nos van a silenciar. Y mucho menos aún nos van a empujar a la clandestinidad o a poner en riesgo la salud de mujeres que no sólo tienen derechos sino que tienen miedo, sufrimiento, dolor y acuden a nuestros lugares de trabajo con una necesidad concreta que nosotrxs debemos satisfacer y acompañar.

No nos van a callar. Nos hacen más fuertes. Estas amenazas sólo nos hermanan más, con nuestrxs compañerxs trabajadorxs de la salud, con las socorristas, con las docentes por el derecho a decidir, con todxs aquellxs que garantizamos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas, pero sobre todo con las mujeres que deciden acudir al sistema público de salud para solicitar su derecho a una INTERRUPCIÓN LEGAL Y SEGURA DEL EMBARAZO.

● Absolución para la compañera del Maitén.

● JUSTICIA por “Mayra”

● Destitución y sanción política del Juez Colabelli

● Efectiva aplicación y cumplimiento del Protocolo Nacional de Interrupción Legal del Embarazo y legislaciones provinciales vigentes.

● Garantizar derechos No es delito.

Ver enlace o fuente

    0
    Escribir un comentario:
    PUBLICAR COMENTARIO
    CANCELAR